Su aceleración fue impresionante. Su remate, devastador. Fue un sprint final que dejó boquiabiertos a los más entendidos del ciclismo y tuvo como protagonista a un colombiano. Su nombre es Fernando Gaviria, tiene 22 años, y el pasado año debutó como “aprendiz” del equipo Etixx-Quick Step.

“Greipel creyó que iba a ser suya, pero el expreso colombiano tenía la última palabra”, dijo el comentarista sobre el final de la cuarta etapa de la Vuelta a Reino Unido, al igual de la clásica de París, Ahí, Gaviria sorprendió al campeonísimo alemán Andre Greipel, ganador de cuatro etapas del Tour de Francia este año (tiene diez en total).
“La imagen aérea muestra la velocidad de Gaviria, absolutamente impresionante”, fue el relato sobre su victoria en el embalaje final.

img_4108

Mark Cavendish dijo en su cuenta de Twitter: “¡QUÉ embalaje el de @FndoGaviria hoy… ¡Wow! Me encanta rodar con este chico. Orgulloso de ti amigo”.
En los últimos metros, el corredor de La Ceja, Antioquia, dejó virtualmente parado Greipel y al noruego Edvald Boasson Hagen, dos de los máximos exponentes de los finales en velocidad.
En medio del pelotón, en coreografía con el colombiano, otro gran campeón levantaba los brazos en señal de celebración, el británico Mark Cavendish, compañero de equipo de Gaviria y quien trabajó para “lanzar” al corredor antioqueño a la victoria de etapa.

El nivel de las víctimas de Gaviria es tal que entre los tres suman 64 victorias de etapa entre las tres grandes vueltas del calendario internacional: Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España.
La última mutación
La explosiva aparición de Gaviria desde el 2015 confirma la hipótesis de que el virus del ciclismo en Colombia es capaz de seguir mutándose.

El colombiano Fernando Gaviria, quien ya ha ganado en territorio argentino, será la cabeza del equipo Quick-Step Floors, para la edición de la Vuelta a San Juan, que se llevará a cabo en Argentina del 23 al 29 de enero próximo.

Gaviria será la referencia en las llegadas al embalaje. El año pasado, de hecho, se fue de Argentina con otros dos triunfos –El Durazno y Villa Mercedes- en el bolsillo y en 2015 batió en dos ocasiones a Mark Cavendish,

“No es fácil ganar. Los rivales son muchos e importantes y en el inicio de temporada nunca se sabe cuál es el nivel. La Vuelta a San Juan, de hecho, nos servirá para eso: para saber cuál es la condición de cada uno. Pero haré lo posible por ganar al menos una etapa”, declaró el colombiano a la oficina de prensa de la Vuelta a San Juan.

El pedalista nacional estará acompañado por Boonen, Maximiliano Richeze, Tim Declercq, Rémi Cavagna y Pieter Serry, bajo la dirección de Davide Bramati.

Boonen está a solo unos meses de decir adiós al ciclismo de élite. Lo hará el 9 de abril, con motivo de la París-Roubaix, una de las carreras que lo ha encumbrado –la ha ganado en cuatro ocasiones- y que el belga ha elegido para despedirse de la que ha sido su profesión, y su pasión, desde 2002, cuando dio el salto a la máxima categoría y empezó a lucir los colores del US Postal.

Con información de la oficina de prensa y el Tiempo.

Artículos Relacionados