Muy buen inicio en el Torneo II de la categoría B para mi equipo, su equipo, nuestro equipo, Llaneros fc ante uno de los tradicionales del fútbol colombiano jugando de visitante, en el hermoso estadio Hernan Ramírez Villegas ante escasos hinchas D. Pereira, un empate que pudo ser la primera victoria; pero en su presentación se vio  qué hay equipo para ser protagonista y estar entre los mejores.

Muy rápido empezaron las emociones en el juego y así mismo un baldado de agua fría para los hinchas ‘matecañas’, quienes vieron recibir el primer gol a su equipo tras un gran cabezazo dentro del área de José Palacios (2 PT), quien fue el encargado de darle la ventaja a los visitantes. Una jugada que obligó al entrenador Alberto Bulleri a replantear el sistema de juego de su equipo.

Tras este repentino golpe Pereira intentó buscar el empate con prontitud y así evitar que el compromiso se saliera de las manos, los continuos ataques sobre el pórtico de Llaneros se hicieron presentes, pero sus delanteros carecieron de definición y se encontraron con la grana actuación de Juan Lemus bajo el arco de la visita. Pero dicha resistencia terminó a los 20 minutos, el debutante Cristian Cangá se hizo presente con un gran remate de larga distancia.

Con la igualdad hecha realidad se pensó que los de Risaralda retomarían el control del juego y ver con mayor posibilidad la remontada en el marcador, pero no fue así ya que los dirigidos por Jairo ‘Viejo’ Patiño no perdieron su orden táctico y con el tiempo fueron cerrando los espacios a su rival. Además, fue ganando terreno y demostró que llegó al Hernán Ramírez a buscar un buen resultado con un fútbol práctico.

Tal actitud le permitió a Llaneros ser más claro y llegar con mayor peligro sobre el área ‘matecaña’, hicieron de los contragolpes un arma efectiva ya que la velocidad de sus delanteros hacían estragos en la defensa local. Y fue por esta vía como el segundo gol de los de Villavicencio apareció, una jugada individual de Palacios le permitió a Déiber Ballesteros (42 PT) retomar la ventaja antes del cierre de la primera parte.

Tras el descanso, Pereira saltó con mayor agresividad y, apoyados en los ataques por los costados, puso en aprietos a su rival. Con el pasar de los minutos fueron buscando todas las alternativas posibles para lograr el empate pero Llaneros se defendía con todo y lograba aumentar la desesperación del conjunto de casa.

Comportamiento que se hizo más evidente con la expulsión del argentino Pablo Rossi, quien tras una violenta falta tuvo que decirle adiós al encuentro.

Ya con 10 hombres las cosas se hacían más difíciles para los risaraldenses, sus opciones de gol se redujeron por el desgaste físico realizado a lo largo del juego y por las constantes faltas que cometía Llaneros con la intención de frenar el ritmo de su rival. Aun así no bajaron los brazos y Sebastián Puerta (47 ST), tras un tiro de esquina, logró hacer premio a ese esfuerzo y logró rescatar un empate para su equipo. Aunque no fue el resultado que deseaban, sí evitaron irse con las manos vacías de casa.

Fuente: Futbol Red y «MDS» momentosdeportivos.com

Artículos Relacionados