Nairo Quintana ha probado muchas veces que es más que un excelente e histórico deportista y ciclista. Su rol va mucho más allá y el boyacense lo entiende, comprende que su posición le da ciertas prioridades que pueden ser una ventaja en otros campos

Precisamente por eso es que en el pasado fue un aliado para hacer parte de la Federación Colombiana de Ciclismo y hace parte de las campañas de la alcaldía de Tunja. Este bagaje afuera de las carreteras, más el hecho de ser una representación para la cultura colombiana y el símbolo de sus costumbres han hecho que Nairo Quintana haya conseguido un importante cargo político otorgado por la Procuraduría de Colombia.

El procurador Fernando Carillo ha nombrado a Nairo Quintana como Procurador para la defensa de los derechos de los deportistas en Colombia. Así lo hicieron oficial:

¿Qué significa esto?

Esto significa que Nairo será uno de los vigilantes del recursos económicos destinados al deporte, lo cual deja un halo de esperanza, de justicia y de un buen futuro no sólo para el ciclismo sino para todas las disciplinas.

Su imagen genera un nuevo cambio y la reafirmación que el boyacense es una persona determinante para cambiar el rumbo deportivo del país de manera positiva.

Fuente: «MDS» momentosdeportivos.com y escarabajos colombianos

 

Artículos Relacionados