Quizás cuando se declaró como deporte nacional al tejo, nadie pensaría que años después se podía jugar vía virtual o desde su teléfono celular…

Jugamos un chico, sumercé?”, esta es la bienvenida que los jugadores de Virtual Tejo reciben al mismo tiempo que se abren las puertas de la cancha y la música tradicional colombiana comienza a escucharse.

De ruana, sombrero y alpargatas, así se alistan los jugadores para iniciar un viaje por 80 niveles en nueve regiones de Colombia, pues aunque el juego consiste en hacer mano, mecha, embocinada o moñona, los competidores también se adentrarán en una travesía cultural por el país a través de sus celulares.

Se trata de Virtual Tejo, un aplicación gratuita que se puede descargar en cualquier dispositivo móvil, y sí, está diseñada para jugar nuestro deporte nacional: el tejo.

La idea surgió hace 12 años, cuando Alex Sosa, un desarrollador web boyacense, decidió participar en un concurso que hizo Facebook para que los mejores juegos virtuales quedaran instalados en su plataforma.

Sosa, un joven apasionado por las tradiciones colombianas, decidió crear la primera versión de Virtual Tejo, la cual, por su puesto, pasó a ser parte de la oferta gamer de Facebook.

Ese primer empujón atrajo a cientos de jugadores, pero en la tecnología se dio a la velocidad de la luz toda una revolución en el ámbito de los videojuegos y el tejo parecía no tener cabida en este universo.

Lo que sí sucedió fue que el mundo le abrió las puertas a Alex. “Viajé a China, allá trabajaba creando aplicaciones, pero mientras todo eso pasaba algunos jugadores de Virtual Tejo me seguían preguntando por el juego”, comenta.

Sosa volvió a Colombia y fundó un emprendimiento para seguir creando aplicaciones. Parecía que el Virtual Tejo había quedado a un lado, pero la pandemia del covid-19, que transformó la normalidad en todo el mundo, también les dio media vuelta a sus proyectos.

Con su empresa cerrada y confinado en su apartamento, decidió revivir el juego que le cambió la vida hace 12 años. Luego de horas de programación, el juego virtual de tejo volvió a ser una realidad que hoy acumula más de cien mil jugadores.

Cómo funciona?

Lo primero que hay que hacer es descargar el juego, que es gratis, entrando a Google Play o App Store. Luego usted podrá acceder a él mediante el enlace que se crea automáticamente en la pantalla, y ahí se viene lo bueno.

La aplicación lo recibe al ritmo de música carranguera e inmediatamente usted debe dar clic en el botón ‘sumercé’ para personalizar su personaje. Puede elegir el tipo de ruana, sombrero y hasta de peinado, después es solo comenzar a jugar. Todo lo que hay que hacer es apuntar a la cancha y sacar sus mejores dotes de puntería.

Aunque la virtualidad nos ofrece un mundo lleno de posibilidades, siempre hay que trabajar por conservar lo nuestro, lo autóctono

La primera región que visitará es la ‘Zona Centro’, en donde, al ritmo de música típica carranguera, conocerá las canchas de ocho municipios de Cundinamarca, y, por supuesto, para superar el nivel hay que enfrentarse al contrincante de Bogotá.

Luego llegará a los ‘Llanos Orientales’, en donde, con un joropo golpeado al son de arpa, cuatro y maracas, tendrá que enfrentar a otros ocho rivales. De ahí el viaje continúa a la ‘Región Amazonas’, en donde los pueblos indígenas lo recibirán para la competencia, y será el abrebocas de la ‘Región Pacífica’, donde jugará en Cali, Buenaventura, Bahía Solano y más.

Y ahí no se acaba el recorrido, pues se adentrará en la ‘Zona Cafetera’ para escuchar bambucos y pasillos y jugar tejo. Después vienen el ‘Valle de Aburrá’, la ‘Región Caribe’, los ‘Santanderes’ y, por último, el contrincante mayor: Boyacá, en donde jugará en la capital del tejo, el municipio de Turmequé.

Y aunque en la versión actual del juego usted solo podrá enfrentarse a contrincantes de las regiones, Sosa ya está trabajando en una segunda fase de virtual, que saldrá en las próximas semanas y en la que, además de recorrer Colombia, podrá retar en línea a sus amigos.

Hay que resaltar que Sosa también pensó el juego para transformar los imaginarios machistas que hay alrededor del tejo.

“En la plataforma, las mejores contrincantes son mujeres; de hecho, en el último nivel hay que enfrentarse a una campeona boyacense, y esto lo pensé porque también es una buena oportunidad para quitar ese ideal de que hay deportes masculinos y femeninos”, resalta.

Alex dice que “aunque la virtualidad nos ofrece un mundo lleno de posibilidades, siempre hay que trabajar por conservar lo nuestro, lo autóctono”. Y si de por sí es sorprendente poder jugar tejo en el celular, la creatividad de este desarrollador web no se quedó ahí, pues ya está trabajando en dos juegos más: la rana y el trompo virtuales.

Y, sumercé, ¿qué espera para pasar la cuarentena echando un chico de tejo?

Fuente: “MDS” momentosdeportivos.com y el Tiempo.com

Palabras: Tejo virtual-  Sumerce- Virtual tejo-

Artículos Relacionados