En un ciclismo sin pandemia, no tenemos dudas de que INEOS hubiera acudido con Egan Bernal y Geraint Thomas como jefes de filas en el Tour 2020. Pero el parón le dio la chance a Chris Froome de recuperarse de sus lesiones y -a falta de demostrar que tiene las piernas de antaño- a imponer su palmarés para hacer exigencias.

Los tres gallos comenzaron a marcar territorio, con Thomas avisando que iría a la Grande Boucle y no al Giro, cuando se esperaba que hiciera lo contrario. El siguiente fue el campeón defensor, que se mostró proclive a ir con todo por el amarillo con una frase contundente: “No voy a desperdiciar la oportunidad de ganar otro Tour de Francia, eso sería sacrificarme estando al 100%”.

Por último, Froome -que había marcado el Tour como reto para motivarse en su rehabilitación- reafirmó sus anhelos de victoria, y pasó de la humildad propia de la convalecencia a ponerse en un plano de igualdad con sus compañeros. Igualdad que -a entender de esta redacción- no tiene, con toda la lógica del mundo.

Llegados a este punto, nuestro punto de vista es que lo más conveniente sería ir con el de Zipaquirá al comando, porque se lo ganó, reservando a Thomas por si la ausencia de puertos de más de 2000 msnm mermaran las chances del sudamericano. En puertos más normales, no fue Egan el que impuso condiciones, sino Pinot.

Ahora bien, el presente de Froome no puede borrar el hecho de que está dominando las grandes vueltas desde 2011, y que siendo británico y al borde de un récord, sería glorioso para INEOS coronarse con él. Las declaraciones de Bernal no le agradaron, pero mucho menos el hecho de que Sir Dave Brailsford no saliera al cruce de las mismas.

Básicamente, podría decirse que fue Egan el primero en romper la armonía respecto a que “el mejor del Tridente gane”. Pero sin dudas, la responsabilidad de lo que vino después es del “keniata”. Primero movió la estantería haciendo trascender su interés por negociar con otros equipos. Para quien les habla, puro humo, que sólo dejó en evidencia su debacle, pues de estar a tope, jamás habría llegado a instancias de hablar de su futuro con unos pocos meses de contrato vigente.

No obstante ello, además de generar nervios en la estructura con su potencial salida, también puso en aprietos a Brailsford. Su presión surtió efecto. Algo más que evidente con las más recientes informaciones que llegan desde L´Equipe. Según el medio francés, el mánager del potente bloque ahora les habría dicho a sus dirigidos que, en julio, se inclinarán por uno de ellos como capo absoluto para el Tour.

Por supuesto, la determinación estaría acompañada de un inteligente análisis del pelotón y antecedentes cercanos de jefatura compartida. Ni que hablar que el naufragio de Movistar pesa, pero no debe olvidarse que el propio Sky -hasta los últimos compases de montaña alpina- tuvo a Thomas intentando hacerse con el amarillo el año pasado. Si con dos capitanes hubo algún mal entendido, imaginense con tres, y que uno de ellos sea una gloria de este deporte.

“Sabemos que el éxito reside, principalmente, en la fortaleza del grupo”, expresaron desde INEOS. Algo que, a excepción de 2019, no les falló en las conquistas previas. Respecto al último Tour, por más que Bernal y Thomas dominaron, es válido recordar que los gregarios prácticamente no los acompañaron nunca en las trepadas clave.

Con eso en vista, sumado al caos que puede reinar si sus líderes pelean en plena carrera, Brailsford parece haberles dicho a los tres que se preparen como si fueran a ser los elegidos.

Aún así, si algo enseña la historia de este equipo, es que se volcarán por quien esté en mejor posición de vencer luego de la primera semana del Tour. Incluso si en el Dauphiné -por citar un ejemplo- las cosas no le salieran bien a ese atleta.

Por eso, todo esto no son más que declaraciones “para la tribuna” o, mejor dicho, para el ego de Froome. El tiempo hará el resto, pero un par de cosas son casi seguras: en el Tour, INEOS no tendrá los problemas que otros han exhibido antes. Y Froome, con o sin piernas, sigue siendo un peso pesado en el conjunto más poderoso.

Fuente: “MDS” momentosdeportivos.com y ciclismo internacional

Palabras: Tour- Egan- Froome- Thomas- INEOS

Artículos Relacionados